Sentido-del-humor-y-lenguaje-¿Por-qué-los-americanos-no-se-ríen-de-los-chistes-británicos-abaenglish

Humor en inglés: ¿británico o estadounidense?

Como dijo el gran escritor Bertolt Brecht: “La historia es horrible sin humor”. De hecho, ¿qué es el humor, si no la capacidad de comprender el lado cómico de las situaciones de la vida, incluso de las más trágicas?

Pero la clave del humor, o de un cierto tipo de humor, no radica solo en la naturaleza del ser humano en sí mismo, sino que también tiene sus raíces en la cultura y las tradiciones de una nación. Por ejemplo, ¿alguna vez te has preguntado por qué ciertos chistes te hacen reír en algunos idiomas, pero no en otros?

El sentido del humor, de hecho, está parcialmente vinculado a nuestra historia y nuestra percepción de la vida. Además, el humor siempre requiere un cierto grado de reflexión.

Cuando se habla del humor, rápidamente viene a la mente el humour inglés clásico, agudo, inteligente y, a veces, despiadado. ¿Y el humour estadounidense? Tal vez pienses en una frase ingeniosa y meditativa de Woody Allen de inmediato, pero esa es otra historia. Veamos por qué.

Humour inglés

El humor inglés se enfoca en el aspecto cómico y absurdo de lo que sucede cada día.

Una de las características más distintivas del humor en Gran Bretaña es la capacidad de permanecer impasible. Quien hace una broma puede quedarse tan serio que puede resultar casi imposible entender si estaba bromeando o si tenía la seria intención de hacer una observación aguda.

Además, un ingrediente fundamental es la exageración, con el fin de resaltar precisamente ese defecto y ese aspecto de la personalidad al que se quiere apuntar.

Y aquí llegamos a otro aspecto importante: el sarcasmo, que es enfatizar los defectos propios y ajenos con un tono amargo y punzante. Si te sucediera que escuchas alguna frase un poco crítica sobre alguno de tus defectos o sobre tu manera de hacer las cosas, no te precipites a sacar la conclusión de que tu interlocutor está hablando en serio. Incluso la mirada más seria y la frase más punzante podrían ocultar una broma. De hecho, si dudas un poco en reír o en responder, podrías escuchar a tu interlocutor decir: “¡Solo estaba bromeando!”

Ejemplo

Oh, I did not know that you could say something smart!
(¡Oh, no sabía que pudieras decir algo inteligente!)

I’m sorry, but I can’t be a friend of someone who drinks only coffee!
(Lo siento, ¡pero no puedo ser amigo de una persona que solo toma café!)

Una de las claves para comprender si se trata de una broma es el hecho de que casi con certeza percibirás un tono autocrítico en la forma de hacer las cosas de tu interlocutor. La auto ironía, es decir, la capacidad de no tomarse demasiado en serio y de bromear sobre los propios defectos, es otro ingrediente importante. De hecho, la broma no tiene otra motivación que desdramatizar una situación grave y tomar el lado amargo de la vida a la ligera.

Ejemplo

This morning, I was so distracted that I put on my grandmother’s bra!
(¡Esta mañana estaba tan distraída que me puse el sostén de mi abuela!)

Así lo confirman los personajes del humour inglés de la televisión británica. A los británicos les encanta atacar a los perdedores, personajes un poco torpes que luchan por encontrar su lugar en la vida. No es solo una forma de desdramatizar, sino de exorcizar los miedos y decir que, fundamentalmente, los defectos y los errores graves son un mal común. La ironía es tanta en la cultura británica que el sitio web onepool.com ha lanzado una encuesta para votar por las bromas británicas más queridas.

Finalmente, un ingrediente muy común en la ironía británica está representado por la paronomasia, que en inglés se llama pun, un juego de palabras que explota el significado múltiple de algunos términos o la homofonía de algunas palabras para generar un efecto cómico.

Ejemplo (en este caso, el juego de palabras se refiere verbo stick, que puede indicar la acción de adherir con pegamento o apegarse a la palabra dada)

Always trust a glue salesman. They tend to stick to their word.
(Confía siempre en un vendedor de pegamento. Tiende a apegarse a su palabra)

Humour estadounidense

¿Qué pasa con la ironía estadounidense? Quizás se sería más fácil crear una definición de ironía estadounidense si se compara con la inglesa, ya que la tradición en este sentido no está tan arraigada como en Inglaterra.

En Gran Bretaña, la ironía es un valor intrínseco de la cultura; en los Estados Unidos, sin embargo, la ironía tiene un campo específico y hay situaciones y eventos en los que podría percibirse como fuera de lugar.

También es más abierta y más fácil de identificar, incluso para aquellos que no conocen bien la cultura estadounidense. Es más bien una manera bondadosa de burlarse de un amigo que es agradable y digno de la propia amistad. No tiene nada de los tonos amargos y sutiles del humor británico.

Si bien nunca escucharás a un inglés pedir disculpas inmediatamente después de una broma, muy a menudo escucharás a un estadounidense completar la frase diciendo: “…just kidding!” (¡solo estoy bromeando!)

Ejemplo

Did you put a pineapple on your head this morning? I’m kidding!
(¿Te pusiste una piña en la cabeza esta mañana? ¡Estoy bromeando!)

La razón principal de esta diferencia es ciertamente una diferencia cultural entre los ingleses y los estadounidenses. Los estadounidenses no tienen miedo de sus emociones; las expresan de forma abierta y descarada. Por otro lado, los ingleses no muestran emociones y podrían esconderlas detrás de una sonrisa sarcástica o una broma con poder de liberador.

¿Y qué hay de la ironía del gran Woody Allen? Se trata de un cierto tipo de ironía estadounidense de la tradición judía que tiene muchos ejemplos en la historia del cine estadounidense, desde los hermanos Marx hasta los Coen. Es algo muy distinto.

La mejor manera de evitar de que una broma irónica en inglés te sorprenda es conocer bien el idioma. El curso en línea de ABA English te ofrece 144 videoclases de gramática y la misma cantidad de cortometrajes que te ayudarán a obtener las habilidades necesarias para hacer frente a la comunicación diaria. ¡No estamos bromeando!

Sí, ¡quiero probar el curso!
Sí, ¡quiero descargar la app!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *