Aprender-inglés-cuestión-de-actitud-abaenglish

Aprender inglés es una cuestión de actitud

¿Cuántas veces has escuchado a alguien comentar: “Lo siento, pero no puedo”? De hecho, muchos están convencidos de que cualidades como la inteligencia, la intuición y la lógica son la base del éxito. Por importantes que sean estas cualidades, no son la clave para lograr los propios objetivos.

Un estudio realizado por la psicóloga Carol Dweck de la Universidad de Stanford demostró que es la actitud mental, y no el coeficiente intelectual, lo que marca la diferencia. La estudiosa ha catalogado el comportamiento de las personas en dos categorías:

  • Mentalidad estática
    Las personas con esta mentalidad creen que no pueden mejorar su desempeño. Cuando se encuentran con un obstáculo, simplemente tiran la toalla y llegan a la conclusión de que no están lo suficientemente dotados.
  • Mentalidad de crecimiento
    Quien tiene una mentalidad de crecimiento, no se deja vencer por las derrotas, sino que tiene la conciencia de poder mejorar con compromiso. Los desafíos son considerados como oportunidades para aprender algo y probarse a sí mismo.

En conclusión, aquellos que manifiestan una mentalidad de crecimiento, pueden lograr sus objetivos, ya que no se dan por vencidos y no ceden al desaliento, logrando así compensar cualquier defecto personal con el trabajo y la determinación.

Para entender bien este concepto, solo piensa en el ejemplo del ejercicio físico que requiere constancia y determinación. Un atleta podría tener todas las características físicas para un rendimiento óptimo, también podría tener la posibilidad de acceder a un curso de alto nivel, pero si no se compromete, nunca obtendrá resultados a pesar de sus excelentes condiciones. Por el contrario, un atleta que no tiene todas las características físicas, pero está muy motivado, podrá superar los obstáculos físicos y lograr los resultados deseados gracias al compromiso y la actitud correcta.

Actitud mental y el aprendizaje de idiomas

En el caso del aprendizaje de un nuevo idioma, la determinación y adquirir una mentalidad de crecimiento es igualmente importante. Muchos, después de varios intentos fallidos, pueden pensar que los idiomas no son para ellos y tiran la toalla. En realidad, hay muy pocas personas con habilidad para los idiomas. Aprender un idioma más que una inclinación natural requiere la actitud correcta y un compromiso constante. Las fallas y los errores son, de hecho, una parte integral del proceso de aprendizaje, pero lo que marcará la diferencia es la forma en que uno se siente inclinado a aceptar los desafíos y enfrentar los fallos.

Todos, incluso los estudiantes más dotados, tendrán que lidiar con sentimientos de frustración, como tener que hablar en público con una pronunciación poco natural, la sensación de no poder expresar bien los conceptos más sencillos y los errores gramaticales. Después de todo, incluso los niños, cuando aprenden a expresarse, lo hacen cometiendo errores, pero no se dan por vencidos.

Estrategias para adquirir una mentalidad de crecimiento

La actitud mental correcta no es innata y, a menudo, es el resultado de una combinación de factores como las experiencias, los deseos y la autopercepción. Si nos damos cuenta de que por alguna razón tenemos que hacer ajustes, siempre estamos a tiempo.

Para desarrollar la actitud mental correcta, necesitamos ingredientes como la conciencia, la motivación apropiada, un poco de trabajo y una buena estrategia de acción. Trata de implementar las siguientes estrategias.

  • Aprende a tolerar la frustración
    ¿Cuántas veces te caíste cuando aprendiste a andar en bicicleta? ¡Pero al final conseguiste pedalear! Si te hubieras detenido en el primer intento, hoy tendrías mucho que perder. Entonces debes aceptar que lidiar con la frustración y las dificultades es parte del camino de aprendizaje de una segunda lengua. Reconocer este hecho te ayudará a no desanimarte ante las dificultades.
  • Arriésgate
    Cuando sientas que has cometido errores o que te resulta difícil expresarte, no te desanimes. Arriésgate y verás que los resultados no tardarán en llegar; incluso el progreso más pequeño te motivará a seguir adelante y dar nuevos pasos.
  • Establece una meta
    Si decidiste aprender inglés, lo hiciste por una razón muy específica. Cuando te sientas desanimado, recuerda la motivación que tuviste para comenzar este camino de aprendizaje.
  • Disfruta del viaje
    No solo mires la meta, aprende a amar lo que haces. Si te enfocas en los aspectos positivos del idioma que estás estudiando, el aprendizaje será placentero y, por lo tanto, más natural. Intenta adaptar tus necesidades de estudio a lo que te gusta hacer; por ejemplo, si te gusta la música, inclúyela en tu programa de estudio con las letras en inglés. ¡Si tu pasión es el cine, entonces incluye películas!

¿Listo para empezar con el pie derecho?

¡Piénsalo! ABA English te ofrece todo lo que necesitas para aprender inglés. Tienes a tu disposición videoclases de gramática, maestros calificados, cortometrajes basados en situaciones de la vida real y muchas otras herramientas educativas. Por tu parte, solo necesitas la motivación adecuada para comenzar el fantástico viaje del aprendizaje del inglés. ¿Estás listo para hacer tu parte? ¡Basta con un clic!

Sí, ¡quiero probar el curso!
Sí, ¡quiero ver un cortometraje!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *